Devotion Believer's Lament

I know that my redeemer lives … He lives to hear my soul’s complaint” CW 154

“My soul’s complaint.” That is an interesting phrase. Too often, we think of things being “well with our souls.” The thought that a soul can have a complaint is interesting. David’s words in Psalm 13 come to mind:

How long, LORD? Will you forget me forever?
How long will you hide your face from me?
2 How long must I wrestle with my thoughts
and day after day have sorrow in my heart? (New International Version, 2011)

David expresses a sense of isolation, and even, betrayal. His heart his heavy; his soul complains. People have often called such a cry, a lament. A lament may have the sound and feel of betrayal and abandonment.

It has been suggested, however, that a believer’s lament is actually an opportunity to engage with God in making sense of things gone wrong in an effort to find resolution and hope. Even though there are unanswered questions and there is the existence of evil and injustice, the Lord is still good.

A Christian lament is grounded in the hope of future reorientation.

Consider the 7 words of our Savior as he spoke from the cross: “My God, my God! Why have you forsaken me?” “Today, you will be with me in paradise.” “Father, into your hands I commit my spirit.” There is lament. There is empowerment. There is hope of future reorientation.

To sit with suffering is to also find a companion in this life. The harsh realities of this life will wage war on our faith in Christ. We have one who fights in our stead, however. He knows our laments and sings with us, even in those moments. That is because Jesus never forgets the pain of the hearts he has bought.

The Easter hymn, “I Know My Redeemer Lives” is based on a statement from the life of an Old Testament believer named, Job. Job knew heartache. His soul complained. He lost everything in a single day. He cried for all his 10 children. Dead in a day. Dust and ashes. Sores and sadness. Seven days of silence.

And yet, Job lamented with hope. Through the eyes of faith, he saw the Lord usher in a “new day.” And his believer’s lament was transformed to a litany of praise: “I know that my Redeemer lives, and that in the end he will stand upon the Earth!” (Job 19:25)

Our laments are also litanies. Our cries for help in this life are grounded in the sure and certain hope of the resurrection of Jesus Christ, which empowers us in faith because we have a promised, final reorientation to our heavenly home!

Prayer

I know that my Redeemer lives. What comfort this sweet sentence gives! He lives, he lives, who once was dead; he lives my ever-living head. Amen.

Nonsense? The Empty Tomb

But they did not believe the women, because their words seemed to them like nonsense.” Luke 24:11

We seem to live in a world plagued by doubt and confusion. And Easter Sunday was no exception. St. Luke tells us that some faithful ladies brought back a confusing report from the sealed tomb: “Jesus was not there!” What? That sounds like nonsense. Angels? Empty tombs? Missing bodies? It all seemed like “crazy-talk” to the other disciples. Utter nonsense.

The disciples either forgot Jesus’ promises or they doubted his promises. It was more likely a mixture of both.

This applies to our clinical therapy as providers who serve with Christian Family Solutions. We strive to offer answers, guidance, and healing to people who are hurting; people plagued by a world of doubt and confusion. Without Christ being centered in the midst of such therapeutic work, we hope to only offer healing for just this life. In the end, that would also be nonsense.

Now, there are people who would think that integration of Christian faith into therapy is also nonsense. Some might even dare state it is dangerous. And yes! To those who doubt Christ, the gospel does seem like nonsense.

Christ removes all doubt and fear, however. His resurrection is the ultimate proof. We believe that the risen Christ is present, alive, and active in our work as therapists. Solid, evidence-based therapy married with sound, Christ-centered theology makes good sense. It provides a trajectory for lasting healing and hope. And that is the furthest thing from nonsense. We seem to live in a world plagued by doubt and confusion. And Easter Sunday was no exception. St. Luke tells us that some faithful ladies brought back a confusing report from the sealed tomb: “Jesus was not there!” What? That sounds like nonsense. Angels? Empty tombs? Missing bodies?

It all seemed like “crazy-talk” to the other disciples. Utter nonsense.

The disciples either forgot Jesus’ promises or they doubted his promises. It was more likely a mixture of both.

This applies to our clinical therapy as providers who serve with Christian Family Solutions. We strive to offer answers, guidance, and healing to people who are hurting; people plagued by a world of doubt and confusion. Without Christ being centered in the midst of such therapeutic work, we hope to only offer healing for just this life. In the end, that would also be nonsense.

Now, there are people who would think that integration of Christian faith into therapy is also nonsense. Some might even dare state it is dangerous. And yes! To those who doubt Christ, the gospel does seem like nonsense.

Christ removes all doubt and fear, however. His resurrection is the ultimate proof. We believe that the risen Christ is present, alive, and active in our work as therapists. Solid, evidence-based therapy married with sound, Christ-centered theology makes good sense. It provides a trajectory for lasting healing and hope. And that is the furthest thing from nonsense.

Prayer

Christ Jesus, thank you removing our doubts and fears by your resurrection from the grave. You have overcome sin and unbelief. Help us to trust in your promises as you equip us to help others. Be present, dear risen Savior, in our efforts to bring your healing and hope to a hurting world. Remind us that no word from you or work carried out for you is ever nonsense. You alone have the words of eternal life. Amen.

Pero cuando venga el Espiritu de la verdad, el los guiara a toda la verdad, porque no hablara por su propia cuenta, sino que dira solo lo que oiga y les anunciara las cosas por venir. Juan 16:13

Esto va a doler, pero finalmente te hará sentir mejor”. Odio recibir inyecciones. Pero a veces recibir una inyección es “justo lo que recetó el médico”. ¡Una vacuna contra el tétanos, por ejemplo, es mucho mejor que la alternativa de contraer el tétanos (también conocida como bloqueo de mandíbula)!

Nuestro gran médico del alma, Jesús, nos explica que vivir como cristianos en este mundo “va a doler”. Puedes esperar que ser un seguidor de Jesús te traerá problemas, no muy diferentes a cómo él experimentó los problemas en este mundo. Después de todo, “el discípulo no está por encima de su maestro” (cf. Lucas 6:40)

De una manera extraña, podemos unirnos a otro “apóstol loco” (llamado Pedro) que en realidad podía regocijarse en sus sufrimientos e incluso encontrar algo beneficioso en soportar problemas: “Esto es para ustedes motivo de gran alegria, a pesar de que hasta ahora han tenido que sufrir diversas pruebas por un tiempo. El oro, aunque perecedero, se acrisola al fuego. Asi tambien la fe de ustedes, que vale mucho mas que el oro, al ser acrisolada por las pruebas demostrara que es digna de aprobacion, gloria y honor cuando cristo se revele. (1 Pedro 1:6-7)

Entonces, ¿sufrir por ser seguidor de Cristo solo sirve para validar que le perteneces? Exactamente. ¿Y los problemas pueden ser usados por Dios para refinarnos en nuestra fe y hacernos más deseosos de dejar este mundo? Ciertamente puede y a menudo lo hace.

Es un poco como las águilas hacen con sus crías: se sabe que las águilas colocan todo tipo de objetos afilados (como espinas y rocas afiladas) en el fondo de sus nidos. Luego cubren todas estas cosas desagradables con plumas suaves para que cuando los pequeños aguiluchos salgan del cascarón estén muy cómodos… al principio. Pero, a medida que las pequeñas águilas crecen y se acerca el momento en que necesitarán volar y vivir por su cuenta, la madre les quitará las plumas, lo que hará que sea cada vez menos cómodo permanecer en el nido.

En 2 Corintios 4:17 el gran Apóstol Pablo escribe: “Pues los sufrimientos ligeros y efimeros que ahora padecemos producen una gloria eterna que vale muchisimo mas que todo sufrimiento. Asi que no nos fijamos en lo visible, sino en lo invisible, ya que lo que se ve es pasajero, mientras que lo que no se ve es eterno”. Note su “perspectiva eterna” sobre los problemas. ¡El problema es “ligero y momentáneo”, especialmente en relación con el castigo “pesado y permanente” que nos hemos ganado al pecar contra Dios!

Jesús, nuestro Salvador, experimentó problemas debido a todos los “problemas” que nosotros habíamos hecho al quebrantar la ley de Dios. Y Su sufrimiento estuvo lejos de ser “ligero” ya que llevó los pecados del mundo entero sobre sus hombros sin pecado mientras sufría el infierno en la cruz.

¡Relájate, esto solo va a doler por un rato!

ORACIÓN

Gracias, SEÑOR Jesucristo, por el sufrimiento inimaginable que soportaste voluntariamente como mi sustituto que cargo con mis pecados. Cuando llegue el momento de partir de este lugar, prepárame y disponme a “volar” con gusto para estar contigo para siempre en el cielo. Mientras tanto, ayúdame a mantener una perspectiva adecuada sobre los problemas y a soportarlos con paciencia y sin quejarme mientras espero ansiosamente tu regreso seguro.Amén.

English version: En Ingles

Trust - In Him All Things

Él es anterior a todas las cosas, que por medio de él forman un todo coherente. 1 Colosenses 1:17

¿Alguna vez alguien trató de alentarlo diciendo: “¡Aguanta!”? Sin duda tenían buenas intenciones. Pero si te detienes y lo piensas, ese no es un buen consejo para ofrecerle a alguien, ¡especialmente si está pasando por dificultades en esta vida!

La implicación detrás de la frase es que tengo que hacer algo para mantener todo en control por mí mismo. ¡Qué agotador sería eso! Imagínese tratando de mantener unidas todas las moléculas de su cuerpo, tratando de mantenerse pegado al suelo para no salir volando del planeta tierra. ¡Ay! ¿No es lo mismo cuando se trata de mantener unido un matrimonio en problemas o cuando se trata de problemas de salud o enfermedades mentales?

Afortunadamente, como cristianos, hemos llegado a saber que alguien más está manteniendo todo bajo control, ¡incluyéndonos a nosotros e incluyendo todo en nuestras vidas! Ese alguien es Jesús.

Como nos recuerda el Apóstol Pablo (parafraseado), Él estuvo aquí antes de que nada existiera . De hecho, sabemos que participó en la asombrosa obra de nuestro Dios Trino de crear nuestro universo y todo lo que hay en él. Otro Apóstol llamado Juan, señala, “Por medio de él todas las cosas fueron creadas.; sin él, nada de lo creado llego a existir.” (Juan 1:3)

Jesús participó activamente en la creación de nuestro mundo. ¡Incluso fue parte de la creación de la gravedad! Eso es impresionante, especialmente cuando consideramos que estamos girando (con respecto al centro de nuestro planeta) a aproximadamente 1,000 millas por hora (en el ecuador) ¡incluso mientras giramos alrededor del sol a 67,000 millas por hora! (¿Ya estás mareado?)

¡Además, nuestro sistema solar gira alrededor del centro de nuestra galaxia a 490,000 millas por hora! Sin gravedad, saldríamos volando del planeta tierra. Y, sin la intervención de Dios en la historia humana (debido a nuestra pecaminosidad), ¡estaríamos volando al infierno!

Y así, Aquel que “co-creó” la gravedad, vendría bajo su propia ley de gravedad (¡y también bajo la ley moral de Dios!) Tomó residencia temporal aquí en el planeta tierra, para solucionar el problema creado por nuestras muchas fallas para mantener la ley de Dios. En su carta a los creyentes en Galatas (4:4-5) Pablo nos recuerda… “… Dios envió a su Hijo… nacido de una mujer, nacido bajo la ley, para rescatar a los que estaban bajo la ley, a fin de que fueramos adoptados como hijos.”

¿Cómo nuestro Dios “nos mantiene unidos” cuando se trata de las cosas aterradoras que nos suceden en esta vida? Él nos da la fe en Jesús. Nos cimentamos a través de la fe en un Dios que nos ama y un Salvador que vino a nuestro mundo para hacernos justos con Dios. ¡Jesús es una “fuerza estabilizadora” en nuestras vidas! Recordemos lo que nos dice, “nadie podra arrebatárselas (sus ovejas) de su mano. (cf. Juan 10:28)

Entonces, ¿por qué no dejarlo ir? Deja ir tus miedos y preocupaciones. Deja ir tus problemas y preocupaciones. Como dice el refrán: “Dejar ir/Dejar a Dios”. Su Salvador “aguantaría allí” por usted, literalmente… ¡mientras colgaba de una cruz para pagar por cada uno de sus pecados! Tenemos un GRAN Dios que nos salvó de una manera GRANDE debido a Su GRAN amor por nosotros en Cristo. No “aguantes allí”. ¡Déjalo ir!

ORACIÓN

Gracias, Jesús, por “aguantar alli” mientras colgaba de una cruz. Podrías haber bajado de esa cruz. En cambio, soportaste la ira de Dios para que yo pudiera estar bajo su favor y bendición. Acompáñame hoy y todos los días. Guárdame de la ansiedad y llena mi corazón de tu paz. Es en tu santo nombre que pido esto: sabiendo que solo tú me das acceso a Dios. Amén.

English version: En Ingles

Devotion - Good is Good. Man with Dog - christiantherapisthetwork.com

God saw all that he had made, and it was very good.” Genesis 1:31a

National Puppy Day is on March 23. Apparently, it was established as a way to bring awareness to the inherent goodness pets brings into our lives as well attention to the fact that many animals still live in cruel conditions, notably dogs. There is something naturally good about a dog. There are many essentially good things in creation even though it is subject to this fallen reality. Now you may have your preferences and you are allowed your choices. For example, you may be very dogmatic about your canine’s characteristics or you may hold a ferocious catechesis towards your feline’s frisky features. And that is all good.

Let us focus on the goodness of a dog for a just a moment. Why is it that dogs make such good companions for people in crisis? What is it that makes a dog ready made to provide needed support to those in need? They are naturally attuned to human the condition. Now, some may reflect on that thought and offer the jaded reply that dogs are just being conditioned to a response.

That may be true. It is a conditioned response, however, because God conditioned that response. That is because God is good.

What is good? Are there things that can still be good even though we live in this world of sin? God is constant in his goodness. He is impeccable in his providence. The God who gave his Son for all is also the one who still provides the sun to shine and the rain to fall.

The quiet loyalty of a dog serves as a gentle reminder that God is good. And there are still many “goods” in life that we can turn to remind us of our Savior’s abiding love. What a wonderful exercise to share with a client in crisis or a couple in need. Walk that person through a survey of life and help them to find gratitude in the “goods” of God — in his impeccable and predictable and regular everyday mercies.

Martin Luther has been quoted as saying this about the loyal goodness of a dog: “The dog is the most faithful of animals and would be much esteemed were it not so common. Our Lord God has made His greatest gifts the commonest.”

Our Lord God made his greatest gifts the commonest. In love, God has fashioned you in the likeness of Christ. You are now made new. The Lord God looks at you through his Son, Jesus, he sees what he has made, and it is very good.

It is also very good how we are now able to express this newness of life. What beauty lies in the common, shared gift of compassion! How soothing are the caring words of a loved one or the support of an empathetic heart! With common, regular, consistent love, God still provides the world with good. And you, dear friend, are one of them.

Prayer

O, give thanks to the Lord, for he is good; his love endures forever. Amen.

Devotion - guilt - fresh start

Por lo tanto si alguno está en Cristo, es una nueva creacion; lo Viejo ha pasado; ha llegado ya lo nuevo!. 2 Corintios 5:17

Nuevo y mejorado

A veces ves ese pequeño sello en un producto a través de una nueva campaña de marketing para tratar de vender el producto.

Hace algunos años Coca Cola salió con una versión “nueva y mejorada” de Coca-Cola. Pasó tan bien como un zepelín (¡y no la banda!). Coca-Cola pronto volvió a su “versión original” de esta bebida y la versión nueva y mejorada fue archivada, ¡literalmente!

Cuando se trata de personas, hay un cambio refrescante y vital que nos llega a cada uno de nosotros como cristianos a través de la obra santificadora del Espíritu Santo. A eso se refiere el gran Apóstol Pablo en el pasaje anterior. Pablo lo sabría.

El mismo Pablo necesitaría aprovechar el “programa de protección del pecador” de Dios en el cual tomaría una nueva identidad (¡y un nuevo nombre!) a través de la fe en Jesús. Saulo (su nombre anterior), quien hizo que muchos cristianos se escondieran, debido a su implacable persecución de la Iglesia cristiana, sería encontrado por Jesús y se le otorgaría un “comienzo completamente nuevo” por gracia.

Esta es una buena noticia para nosotros que hemos cometido los mismos pecados de siempre (cf. Gálatas 5:19ss) y por lo tanto merecemos el mismo castigo de siempre: ¡Condenación eterna en el infierno! Ahora, porque hemos “muerto con Cristo” (cfr. Romanos 6:8), pasaremos a una nueva existencia: vivir con Jesús para siempre en la gloria. ¡Qué cambio tan glorioso y bienvenido!

Debido a que somos “nuevos” a través de la obra renovadora y santificadora del Espíritu Santo, los cambios saludables que se necesitan en nuestras vidas son ilimitados. De hecho, tenemos acceso a una “hueste” de dones espirituales que el Espíritu de Dios obra en nosotros: Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre y templanza. ” (Gálatas 5:22ss)

Nuevo y mejorado (¡hecho incluso perfecto!) por medio de la fe en Cristo. Ahora eso es un cambio refrescante!

ORACIÓN

Gracias, Señor Jesús, por todo lo que has hecho por mí, para que, a través de la fe en ti, pueda tener un nuevo comienzo. Ayúdame a vivir diariamente por ti muriendo al pecado hasta el día en que muera/pase a vivir contigo para siempre en la gloria. En tu nombre oro con humildad y gratitud. Amén.

English version: En Ingles

acceptance

Tres veces le rogué al Señor que me lo quitara. Pero él me dijo: “Te basta con mi gracia, porque mi poder se perfecciona en la debilidad”. Por lo tanto, gustosamente hare mas bien alarde de mis debilidades, para que permanezca sobre mí el poder de Cristo. Por eso me regocijo en mis debilidades, insultos, privaciones, persecuciones y dificultades que sufropor Cristo; porque, cuando soy debil, entonces soy fuerte. Porque cuando soy débil, entonces soy fuerte. 2 Corintios 12:8-10

Se llama “Aceptación Radical”, y se fomenta cuando simplemente tienes que reconocer que “eso (mi situación actual) es lo que es” y que no puedes hacer nada al respecto.
El Apóstol Pablo finalmente había llegado a un lugar en el que necesitaba aceptar radicalmente que no había nada que pudiera hacer sobre “eso” que lo había estado atormentando y del que había estado tratando desesperadamente de liberarse en su vida. Había hecho lo correcto: ir al Señor para pedirle liberación de “eso”.
¿No es interesante que realmente no supiéramos qué era aquello con lo que Pablo estaba luchando tan poderosamente? ¿Supones que nuestro Dios misericordioso a través de este silencio nos está invitando a insertar nuestra propia enfermedad en la ecuación, aunque solo sea para consolarnos en el hecho de que no estamos solos en nuestros sufrimientos y luchas?
Nosotros también podemos llegar a un lugar de “dulce rendición” (aceptación) confiando en que nuestro Dios misericordioso a veces nos permite seguir cargando una “cruz pesada” para nuestro máximo beneficio y bendición. Y aunque es posible que nunca entendamos el “por qué” en este mundo, aún podemos confiar en que Su plan siempre funcionará para nuestro bien eterno (cf. Romanos 8:28).
Solo considere la petición de Jesús orada tres veces en el Huerto de Getsemaní que quedó sin respuesta (al menos en la forma en que él esperaba que fuera respondida). Le suplico a su Padre tres veces que le quitara la terrible copa de sufrimiento que estaba a punto de beber (cf. Mateo 26:39-44). No estas feliz de que Dios, en esencia, dijo “no” a eliminar el amargo sufrimiento de su hijo, para que no tuviéramos que enfrentar la separación de Él por toda la eternidad?
“Puedes dejar que te amargue o puedes dejar que te mejore”. Probablemente hayas escuchado al menos una versión de este viejo dicho. Con la ayuda de Dios podemos aprender a aceptar radicalmente la voluntad de Dios al poner nuestra confianza en Él para usar incluso lo malo para que sirva como una bendición para sus hijos en el tiempo y en la eternidad.

Prayer

Señor Jesús, gracias por tu voluntad de aceptar la voluntad de tu Padre para ti, para que pueda ser liberado de la carga condenatoria del pecado que Yo había puesto sobre mí mismo. Ayúdame ahora a “aceptar radicalmente” a través de la fe cualquiera que sea tu plan para mi vida y confiar en ti para usarlo de manera poderosa para mi bien y para tu gloria. Es en tu nombre que lo pido como confío que soy escuchado por tu perfecto acceso al Padre. Amén.

English version: En Ingles

Dialectical Behavioral chart with Gospel Facts

Anxiety (fears, worry, intrusive thoughts) – A basic dialectical approach using Scripture and the wise mind concepts of Dialectical Behavioral Therapy